domingo, 16 de junio de 2013

Pirineu 2

Este es el otro terreno, con cinco Colmenas Perone, donde se introdujo un enjambre salvaje en una de ellas. También se colocó posteriormente una colmena Dadant llena, como ya explicamos, con la intención de que al enjambrar, las abejas ocupen nuestras colmenas vacías. Y también es aquí donde se plantó esparceta.




A pesar de que el día siguiente, no había actividad, una semana más tarde hemos podido comprobar que las abejas se han adaptado bien y están trabajando con normalidad.

En el traslado de la colmena Dadant no han habido incidentes. Una distancia de 1,7 km ha sido suficiente para que las abejas no volvieran a su antiguo lugar.

También podemos asegurar que la esparceta está creciendo muy bien. Gracias a esta planta se regenera el suelo y se rompe el ciclo de los parásitos y de las malas hierbas.

En fin, son tres pequeños pasos que pueden ayudar al éxito del experimento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario